Los Estados Unidos es una de las autoridades tributarias más agresivas e intimidantes del mundo. Por lo tanto, las personas que trabajan o llevan sus negocios en los EE.UU., se sorprenden del alcance que tienen las autoridades tributarias del IRS y de California. Las entidades extranjeras que tienen negocios en los Estados Unidos y los emigrantes que trabajan en los Estados Unidos deberán declarar adecuadamente sus actividades en los EE. UU., para fines fiscales en los Estados Unidos, y apegarse a los requisitos relativos a activos e ingresos en los Estados Unidos. Además, existen reportes informativos que deberán presentarse para evitar penalizaciones severas.

Muchas de las reglas se han establecido para promover las inversiones internas. Si se lleva a cabo una planeación y declaración adecuada, no hay nada que temer en lo referente a participar en la economía más grande del mundo. Hone Maxwell LLP trabaja para asegurar que sus clientes cumplan con todas sus obligaciones tributarias en los Estados Unidos.

Forma 5472

Los extranjeros que son dueños de al menos el 25% de una empresa estadounidense y tienen algunas transacciones con el propietario extranjero deberán presentar una Forma 5472. Hay una lista detallada de transacciones que califican para ser reportadas, pero hay otras que son tan amplias que pudiera parecer que cada transacción financiera debe ser declarada. Además, la multa referente a la Forma 5472 aumentó en 2018 a $25,000 por año. Se puede evitar el pago de multas costosas si cuenta con una planeación y representación efectiva.

Tratados Fiscales en los EE. UU

Mientras que muchos tratados fiscales con varios países conceden tasas tributarias reducidas o excepciones de impuestos en los Estados Unidos, su aplicación depende del estado del contribuyente. Además, California no se apega a los tratados tributarios de los Estados Unidos y considera muchos factores para determinar la tributación. Aunado a ello, debido a la “cláusula de ahorros”, los tratados generalmente aplican únicamente a los extranjeros que invierten en los Estados Unidos. Por tal motivo, muy pocos profesionistas tienen experiencia ante este tipo de posturas tributarias. Sin embargo, podría encontrar grandes beneficios si se acoge a un tratado fiscal.

W-8

Las personas físicas y morales que no son estadounidenses deberán presentar una Forma W-8 para cumplir con los requisitos de Cuenta Fiscal Extranjera del Acto de Cumplimiento, (FACTA). Además, algunos estadounidenses tienen que verificar cuando le paguen a personas físicas o morales extranjeras. Las series de la forma W-8 son usadas para certificar a un contribuyente extranjero. Las formas W-8 también son utilizadas para acogerse a algún tratado. HMLLP le ofrece representación con mucha experiencia en los documentos que se requieren, ayudando a evitar multas y costosas complicaciones al tratar con instituciones financieras.

Opción de Sociedad

En los Estados Unidos existen diferentes tipos de sociedades entre las cuales los extranjeros pueden elegir al momento de establecer su empresa. Cada una de ellas tiene diferentes consecuencias legales y fiscales que deben considerarse cuidadosamente. La aplicación se basa específicamente por caso, y la manera en que cada contribuyente elige cómo utilizar su negocio y recibir ingresos podría definir la mejor opción.

Planeación Previa a la Emigración

Si lleva a cabo una adecuada planeación previo a la emigración, esto le ayudará a reducir los impuestos sobre la renta y estatales antes de obtener su estado migratorio en los EE.UU. Las opciones son mucho menores una vez que una persona es considerada estadounidenses para fines fiscales. La planeación previa a la emigración también le ayudará a proteger sus activos y evitar disputas que pudieran resultar en un litigio. Los abogados de HMLLP conocen las consecuencias y obligaciones legales de emigrar a los EE. UU., y los múltiples temas personales y familiares que esto pudiera ocasionar. Esta experiencia les permite a los abogados de HMLLP poder proporcionar recomendaciones adecuadas que le ayudarán a lograr sus objetivos personales y facilitar la planeación estratégica legal y fiscal.