Eliminación de las vacaciones fiscales y uso de pérdidas operativas netas

 In Sin categorizar

GILTI (Global Intangible Low-Taxed Income – Ingresos intangibles globales con bajos impuestos) entró en vigor en el año 2018. El propósito de GILTI es de no permitir el aplazamiento de impuestos sobre las ganancias intangibles en el extranjero.  Sin embargo, como hemos detallado varias veces, una fórmula que busca gravar sobre ingresos intangibles los cuales no existen suele causar muchos problemas.  Recientemente, hemos tenido clientes que han enfrentado más problemas al aplicar los detalles de la aplicación de GILTI.

 

Pérdidas Operacional Netas

A veces las empresas extranjeras pueden tener pérdidas operacional netas.  Hay muchas razones por las cuales una empresa legitima puede tener pérdidas. Esto se debe al ser una empresa nueva que apenas esta comenzando, o al ser una empresa de tecnología, o puede ser el resultado de una planificación fiscal. El problema es que GILTI es un cálculo anual. Una corporación extranjera puede tener ingresos que no tengan un resultado fiscal porque utiliza la pérdida acumulada de los años anteriores, no dejando un ingreso a una base imponible. No hay nada de malo con este reporte. Pero, para el cálculo anual de GILTI no cuentan las perdidas anteriores y el resultado es de ingreso a base imponible. Además, dado que no hay ingresos imponibles, y la empresa no paga ningún impuestos en el extranjero, no habrá oportunidad de utilizar los créditos fiscales extranjeros. Por lo tanto, cuando una corporación extranjera tiene pérdidas anteriores que compensan los ingresos del año en curso, generalmente significará que habrá un impuesto por GILTI a pagar en los EE. UU.

Vacaciones Fiscales

A veces cuando un cliente invierte en el extranjero, puede negociar una moratoria fiscal cuando el país extranjero intenta atraer la inversión. Recientemente, un cliente negoció una moratoria fiscal del 0% por varios años en un país asiático para instalar una planta de fabricación.  Una vez más, la aplicación de GILTI entró para causar problemas. A pesar de que la empresa cuenta con un nivel decente de activos fijos, la planta de fabricación fue muy exitosa y rentable y superó con creces el 10% de rendimiento sobre activos permitido por GILTI. Sin embargo, debido a la moratoria fiscal, la empresa no pago impuestos locales. Esto significa que no hubo créditos fiscales extranjeros para reducir los ingresos y por GILTI, la empresa tendrá que pagar impuestos en los EE. UU. Desafortunadamente, la moratoria fiscal se convirtió en un completo desperdicio. Peor aún, el cliente no necesitaba gastar todo ese tiempo, energía y dolor de cabeza en lidiar con las agencias públicas para obtener la exención de impuestos.  Hubiera sido mejor simplemente pagar los impuestos allá, ayudar a la economía local, estar en bien con el gobierno y tomar el crédito en la declaración de impuestos de los EE. UU.

 

En general, aunque bien intencionado y en buena teoría, la mala planificación y aplicación de GILTI sigue causando problemas.  Antes de trasladar operaciones al extranjero o invertir en empresas extranjeras, es importante tener en cuenta las consecuencias fiscales y los efectos de GILTI.  Si bien es posible que no se pueda evitar, pero una planificación fiscal puede ayudar a entender como una empresa en el extranjero afectara su requisito fiscal en los EE. UU. y ahorrarle dinero y tiempo.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search