Coordinación Transfronterizas: Entidades Excluidas Mexicanas

 In Sin categorizar

En general, los dueños estadounidenses pagan los impuestos de sus empresas extranjeras como si estuvieran configuradas en los EE. UU.  Por lo tanto, es muy importante determinar que tipo de negocio se consideraría por efectos fiscales en los EE. UU.  En algunas circunstancias, el contribuyente puede elegir la forma que la entidad sea gravada. Por varias razones, la opción más común es de elegir que sea una entidad excluida (DRE). Una entidad DRE es ignorada en cuanto efectos fiscales y el dueño reporta los impuestos, mientras para fines legales aun brinda la protección y beneficios de una entidad separada.

Normalmente, al realizar la elección de ser tratado como DRE, los contribuyentes primero revisan la lista de lo que puede ser una corporación.  Esta es una lista de entidades extranjeras que no pueden presentar esta elección. En México, esta entidad es conocida como una Sociedad Anónima o S.A. Cualquier otra corporación mexicana tienen la capacidad de elegir ser tratada como DRE, con una grande excepción y/o problema. Para ser elegible, la corporación debe de tener solo un dueño. Bajo la ley mexicana, la mayoría de las corporaciones deben tener múltiples dueños. Varias veces el segundo dueño suele tener un porcentaje muy pequeño, nominal, solamente para cumplir con este requisito, y a menudo el contribuyente no se considera un verdadero dueño de la corporación.  Sin embargo, para el propósito de elegir la elección DRE, por muy pequeño que sea el porcentaje o insignificante, este requisito mexicano es descalificante.

Pero esto no es el final de esta discusión. Puede haber técnicas de planificación. Potencialmente, un esposo y esposa que presenten una declaración conyugal podrían ser considerados como un solo dueño para fines fiscales en los EE. UU, pero ser dueños separados para fines legales en México.  También, puede ser posible que un contribuyente estadounidense haga que su DRE en los EE. UU. sea el otro propietario – de nuevo, la entidad DRE y dueño estadounidense serian dos personas separadas para fines legales en México, y un solo dueño para efecto fiscal en los EE. UU. Estas situaciones no son tan simples y deben analizarse para asegurarse de que funcionen para el contribuyente, pero al menos hay opciones.  No obstante, está claro que dos individuos, dueños de una corporación mexicana no pueden elegir ser una entidad clasificada como DRE, un hecho que varias veces es sobrepasado por muchos planificadores fiscales.  Dado que la estructura impositiva puede haberse basado en esta elección, creando una situación que la haga invalida podría ser un problema difícil de resolver.

En general, esta situación ilustra dos factores muy importantes en la planificación fiscal internacional. Primero, asegúrese de que está trabajando con los hechos reales y no con suposiciones comunes o lenguaje local. Dado de que el propietario secundario llega ser pasado por alto y muchas veces el propietario principal se considerará el propietario único.  Por esta razón es muy importante que se haga un análisis formal, que se revisen los documentos de la corporación y que se realice una examinación exhaustiva para asegurarse de que la practica en un país extranjero cumple con las normas específicas del IRS.  Y luego, coordinar con los profesionales en ambos países para estar adecuadamente dirigidas y coordinadas.

No es posible que una solo persona sea un experto en las regulaciones de todos los países. Sin embargo, con buena comunicación y cooperación entre ambos profesionales, es posible asegurarse de que los contribuyentes estén seguros de la valides de sus planes fiscales internacionales.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search