Tras el fallo en el caso Windsor en 2013, por la Suprema Corte de Estados Unidos, el gobierno federal a reconocido el estatus legal de las parejas casadas del mismo sexo y las personas que se han casado con una persona del mismo sexo para cualquier propósito, incluidos en consideración los impuestos sobre la renta, patrimonio y donaciones, independientemente de que si su país de origen reconozca su unión. Tras el fallo de Windsor,se requiere que las parejas casadas del mismo sexo hagan sus declaraciones fiscales como una pareja casada (ya sea de forma conjunta o por separado).

Sin embargo, el gobierno federal no reconoce a las parejas en concubinato y las uniones civiles. Por lo tanto, las parejas que se han inscrito como pareja en concubinato o en unión civil son considerados “solteros” por el gobierno federal. Estas parejas deben presentar sus declaraciones fiscales por separado e individualmente, cada uno con su estado como “soltero”, aun cuando se debería de presentar su declaración con el estado de “casado” (aunque sea en conjunto o por separado).

En Hone Maxwell LLP entendemos los desafíos únicos que enfrentan los contribuyentes LGBT cuando se trata de preparar declaraciones de impuestos. Aunque usted sea solo un individuo o una pequeña o mediana empresa, nos tomamos el tiempo para hacer todas las preguntas correctas de manera que obtendrá todas las deducciones y créditos que se merece.

Llámenos hoy para poder ayudarle y guiarlo a través de las reglas para asegurarle obtener el mejor resultado posible de impuestos.

 

 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search