En casi todos los casos con respecto a los ingresos de jubilación y activos, que por lo general se rigen en aspectos clave de la ley federal, los cónyuges del mismo sexo y todas las parejas de hecho se consideran “no-cónyuge” beneficiarios. Esto puede afectar por consecuencia los planes de jubilación de maneras significativas, tales como:

 

  • Beneficios del Seguro Social – Los cónyuges del mismo sexo y todas las parejas domesticas no califican como “cónyuges” para propósitos federales y por lo tanto no reciben los beneficios del Seguro social para el cónyuge a la muerte del primer cónyuge o pareja.

 

  • Designación del beneficiario – Activos de retiro como el IRA, planes 401k, 403 (b) planes, etc., proporcionan al propietario la posibilidad de seleccionar el beneficiario para dichos activos después de la muerte del cónyuge. Si el propietario no selecciona un beneficiario, o el beneficiario seleccionado muere antes que el propietario, los activos se revertirán al patrimonio del propietario y será distribuida a través del proceso de sucesión. Si el propietario no tiene un testamento válido, la ley estatal determinará quién recibe los activos – y esta podría no ser el cónyuge u pareja del mismo sexo del titular u otros beneficiarios previstos. Asegúrese de designar su beneficiario(s), y revisar sus designaciones una vez al año para asegurar la precisión de sus intenciones presentes.

 

 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search