Un fideicomiso es un documento creado durante su vida que puede ser revocable o irrevocable, o puede continuar después de su muerte o discapacidad.

Dos categorías básicas de Fideicomisos

Hay tipos de fideicomisos, pero todos caen en dos categorías generales, “Fideicomisos testamentarios” y “Fideicomisos en Vida.”

  1. Un fideicomiso testamentario hace transferencias de propiedad solamente después de la muerte del otorgante. Debido a que un fideicomiso permite que el otorgante especifique sus condiciones de transferencia, así como para difundir el pago a beneficiarios durante un período de tiempo en vez de hacer un solo pago de regalo, muchas personas prefieren incluir un testamento para reforzar sus preferencias y las metas después de la muerte. El fideicomiso testamentario no se crea automáticamente en la muerte, pero es comúnmente especificado en un testamento. Como disposición de su voluntad, la propiedad fiduciaria debe pasar por Juicio testamentario antes del inicio del fideicomiso.
  2. Un fideicomiso en vida, También llamado a veces fideicomiso de “inter vivos”, comienza durante la vida del donante, pero puede diseñarse para continuar después de su muerte. Este tipo de fideicomisos puede ayudar a evitar el Juicio testamentario si todos los bienes son transferidos al fideicomiso antes de su muerte. Un fideicomiso puede ser “revocable” o “irrevocable”. El otorgante de un fideicomiso revocable puede cambiar o revocar los términos del mismo en cualquier momento después de que el fideicomiso comienza.

El otorgante de un fideicomiso irrevocable, por el contrario, abandona definitivamente el derecho de hacer cambios después de crear dicho fideicomiso. Un fideicomiso revocable normalmente actúa como un suplemento a una voluntad, o como una manera de nombrar a una persona para gestionar ciertos asuntos si él o ella queda incapacitado. Incluso un fideicomiso revocable por lo general especifica que es irrevocable a la muerte del otorgante.

Un fideicomiso prevé un sucesor para sí mismo o su cónyuge para gestionar sus activos u bienes por un período especificado o circunstancia. Se puede incluir disposiciones para los niños con discapacidad, bienes de la familia, planificación fiscal, la intención de caridad, distribuciones intergeneracionales, u objetivos específicos. El fideicomisario sucesor puede ser un fiduciario individual o corporativo. Al igual que una corporación, un fideicomiso tiene vida propia como se establece en el documento.

 

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search