Un poder es un documento escrito en el cual una persona (Mandante) designa a otra persona para que actúe como agente en su nombre. Es una forma sencilla y efectiva para la planificación patrimonial y de sucesión en especial por motivos de incapacidad. El agente generalmente se llama el “abogado-de-hecho.”

Los poderes se conceden rutinariamente para permitir que el apoderado u mandatario se haga a cargo de una variedad de transacciones por parte del mandante, tales como la ejecución de las acciones, el manejo de una auditoría de impuestos, o el mantenimiento de una caja de seguridad. Los poderes pueden ser escritos a ser generales en su totalidad o limitarse a circunstancias especiales. El poder se termina cuando el mandante fallece o se vuelve incompetente, pero este aún puede revocar el poder de abogado en cualquier momento.

El poder duradero

Un poder duradero es efectivo cuando el mandante empieza a ser incompetente o este en incapacidad de manejar sus asuntos. Con un poder duradero, el mandante puede designar a alguien para manejar sus asuntos después de que este sea incompetente para manejarlos, el documento puede ser elaborado para conferir o bien dar un poder general o un poder en ciertas circunstancias limitadas. Debido a que no hay procedimientos judiciales necesarios, el mandatario al crear este tipo de poder se ahorra tiempo, dinero y a la vez evita el estigma de ser declarado incompetente.

Los poderes duraderos se utilizan habitualmente como uno de los documentos esenciales en un paquete básico de planificación patrimonial de sucesión.

Poder General frente Poder Especial

Un poder general da amplias autorizaciones al apoderado. El apoderado puede ser capaz de tomar decisiones médicas, opciones legales o decisiones financieras o de negocios.

Un poder especial se basa en solo las opciones que tiene el apoderado. Incluso pueden existir varios poderes especiales con diferentes apoderados.

Por ejemplo, se podría crear un poder especial que sólo permita a su cónyuge tomar decisiones médicas en su nombre. Se podría crear otro poder especial que otorgaría a su socio de negocios la capacidad de uso de determinados activos para el cuidado de su negocio en caso de que quede incapacitado.

Poder irrevocable

Un poder es revocable si el Mandante u Poderdante se reserva el derecho de revocar el poder en cualquier momento. Una vez que el Poderdante revoca el poder, el apoderado ya no puede actuar en nombre del Poderdante. Sin embargo, el poder de representación puede hacerse irrevocable si el documento incluye una disposición que establece específicamente que el Poderdante renuncia al derecho de revocación o de lo contrario indica que el poder es irrevocable. Como cuestión práctica, un poder irrevocable se utiliza muy poco y por lo general se limita a un propósito en específico .

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Start typing and press Enter to search